Con el milagro del «Ángel» los Tiburones aseguraron la punta

Ángel Padrón entró a los libros de historia de las Series del Caribe, luego de convertirse este miércoles en el segundo lanzador en la historia del evento en conseguir un juego sin hit ni carreras durante el triunfo de los Tiburones de La Guaira 9×0 ante los Gigantes de Rivas (Nicaragua).

El zurdo cubrió la ruta completa enfrentando a 27 bateadores, otorgó un boleto y ponchó a cuatro rivales para unirse al norteamericano Thomas Fine como los únicos lanzadores con esta hazaña en el clásico caribeño.

Fine lo logró en 1952 con el uniforme de los Leones de La Habana, en el triunfo de 1×0 ante Cervecería Caracas en el Estadio Olímpico de la Ciudad de Panamá.

Padrón estuvo rozando la perfección hasta el inicio del octavo episodio, cuando le otorgó bases por bolas a Raudy Read y luego dominó para doble play a Melvin Novoa.

La ofensiva del litoral estuvo comandada por Odubel Herrera y Ramón Flores, ambos cerraron la jornada con par de remolcadas y una anotada.

Con este triunfo Venezuela termina la ronda regular en la primera casilla y enfrentará este jueves en la semifinal a Curazao a partir de las 9:00 pm.

DEJA TU COMENTARIO